Descubre el revestimiento perfecto para tus suelos: microcemento o cemento alisado

Es común confundir el microcemento y el piso de cemento, ya que tienen una apariencia similar. Sin embargo, son materiales diferentes en cuanto a fabricación, espesor, instalación y costo. En este artículo, el arquitecto Marcelo Sella explicará punto por punto cuáles son estas diferencias, para ayudarte a elegir el más adecuado sin equivocarte.

microcemento o cemento alisado cual es el mejor piso para tu casa

Historia del cemento en la construcción

Para comprender mejor estas diferencias, es importante conocer un poco de historia. Durante la década del 90 y 2000, los lofts en Nueva York se pusieron de moda. Estos eran antiguos talleres o almacenes que fueron adaptados para vivir y trabajar. Tener un piso de cemento en un loft era considerado un signo de estatus, y pronto se popularizó. Hoy en día, elegir un piso de cemento es una opción que se encuentra al alcance de todos, y el mercado ha respondido a esta tendencia.

Piso de cemento

El piso de cemento es un producto artesanal que se presenta en dos tipos de terminaciones: una fina de 2 a 3 centímetros y otra más gruesa de 4 a 7 centímetros. Se obtiene mezclando cemento, arena y en algunos casos, piedras finas. El cemento cumple la función de ligante y endurece la mezcla. Este tipo de piso se aplica directamente sobre un contrapiso o losa, utilizando reglas laterales como guías para lograr el espesor deseado. Luego, se aplica una mezcla de cemento, arena o piedra, y se corta con una regla de corte para uniformar la capa.

Microcemento

El microcemento, en cambio, es un producto industrializado. Está compuesto por una mezcla de cementos, polímeros, resinas y cuarzos. Viene envasado y su espesor varía entre 2 y 3 milímetros. Se aplica directamente sobre un contrapiso o losa utilizando reglas laterales como guías. El resultado es una capa delgada de microcemento que brinda un acabado moderno y resistente.

¿Cuál elegir?

Ahora que conoces las diferencias entre el microcemento y el piso de cemento, podrás tomar una decisión informada. Ambos materiales tienen sus ventajas, así que depende de tus necesidades y preferencias para elegir el que mejor se adapte a tu proyecto.

Conclusión

El piso de cemento es artesanal, más grueso y requiere una instalación más compleja. El microcemento, en cambio, es industrializado, más delgado y fácil de instalar. Considera estas diferencias antes de tomar una decisión y ¡disfruta de tu nuevo suelo!

¿Cómo hacer cemento alisado?

El cemento alisado es una excelente opción para darle un nuevo aspecto a tus pisos. En este artículo te daremos algunos consejos sobre cómo llevar a cabo esta tarea.

¿Qué es el cemento alisado?

El cemento alisado es un material compuesto por cemento, arena y agua. Su aplicación se realiza sobre una superficie firme y pareja para obtener un acabado liso y uniforme.

Aplicación del cemento alisado

Existen dos formas de aplicar el cemento alisado. La primera es de manera artesanal, utilizando un fratacho para realizar un alisado manual. La otra opción es de forma mecánica, mediante el uso de una máquina llamada helicóptero, que permite obtener una superficie más pareja y libre de asperezas.

Es importante contar con mano de obra especializada para garantizar un buen resultado y evitar grietas en el material. Si no se realiza correctamente, el acabado puede no ser el deseado y la superficie puede deteriorarse con el tiempo.

No apto para pisos existentes

El cemento alisado no es adecuado para colocar sobre pisos existentes, ya que no tiene una buena adherencia en ese caso. Lo recomendable es levantar y retirar los pisos antiguos antes de aplicar el cemento alisado.

Microcemento: una alternativa

Para aquellos que buscan una opción más delgada, el microcemento es una excelente alternativa. Con un espesor de solo 2 a 3 milímetros, este material se adhiere fácilmente a cualquier superficie firme y pareja.

Es recomendable aplicar una capa de imprimación antes de colocar el microcemento para mejorar su adherencia. Si deseas obtener más información sobre la colocación del microcemento, te invitamos a ver este vídeo.

Importancia de las juntas de dilatación

Es necesario tener en cuenta que el cemento alisado debe contar con juntas de dilatación cada 6 a 9 metros cuadrados. Estas juntas permiten que el material se contraiga y eviten la formación de grietas.

Es fundamental contar con mano de obra especializada que conozca los detalles del oficio para obtener un resultado óptimo. Si planeas realizar el trabajo por tu cuenta, te recomendamos tomar un curso para familiarizarte con las técnicas adecuadas.

Si buscas un piso sin marcas ni juntas visibles, lamentablemente el cemento alisado no es la solución, ya que las juntas de dilatación son necesarias para evitar grietas. Sin embargo, el resultado final será agradable y satisfactorio.

Elegir el mejor revestimiento para tus pisos

Si estás pensando en renovar tus pisos, seguramente te has encontrado con dos opciones muy populares: el microcemento y el cemento alisado. Aunque ambos ofrecen un aspecto moderno y elegante, es importante conocer sus diferencias y ventajas antes de tomar una decisión.

Microcemento: Un piso sin grietas

Para evitar la formación de grietas en el microcemento, existen mallas metálicas o de fibra de vidrio que se utilizan como refuerzo. Sin embargo, debido a su composición con resinas y polímeros, el microcemento es más elástico y menos propenso a las grietas en comparación con el cemento alisado. Esto significa que no es necesario colocar juntas de dilatación si el piso es homogéneo.

Cemento Alisado: Colores y mantenimiento

Si deseas darle color a tu piso de cemento alisado, puedes utilizar pigmentos conocidos como ferrites. Sin embargo, estos pigmentos no garantizan una coloración homogénea y duradera. Para obtener colores sólidos y definidos, es necesario utilizar pinturas especiales para pisos, las cuales requieren volver a ser aplicadas periódicamente.

Microcemento: Colores homogéneos desde el inicio

Una de las principales ventajas del microcemento es que los pigmentos se incorporan durante la fabricación, lo que permite obtener superficies homogéneas y colores plenos. Esta característica es especialmente atractiva, ya que no requiere ningún otro tipo de agregado adicional.

Cemento Alisado y Microcemento: Mantenimiento fácil

Tanto el cemento alisado como el microcemento son fáciles de mantener. Simplemente necesitarás un trapo húmedo para limpiar cualquier área sucia. Sin embargo, es importante actuar rápidamente ante manchas o derrames para evitar que penetren y dejen marcas. Además, es recomendable proteger zonas de alto roce, como las entradas de la casa, con alfombras de fibra o similar.

En el mundo de la decoración y las reformas en el hogar, existen diferentes opciones para revestir los pisos y las paredes. Dos opciones populares son el microcemento y el cemento alisado. En este artículo, vamos a analizar cuál de las dos es más conveniente para tus necesidades. ¡Sigue leyendo!

Microcemento: ideal para reformas y superficies verticales

El microcemento es una excelente opción para renovaciones y reformas porque su espesor de dos a tres milímetros evita la necesidad de cortar puertas o realizar modificaciones en la altura. Además, se adhiere perfectamente a pisos de baja absorción como cerámicos o baldosas. Otra ventaja del microcemento es su aplicación en superficies verticales, como muros o mesadas de cocina y baño.

Cemento alisado: una alternativa económica

El cemento alisado es una opción más económica en comparación al microcemento, ya que su proceso de fabricación es menos complejo al no ser un producto industrializado. Es ideal para aplicarlo en grandes superficies exteriores como veredas o pisos de patio. Sin embargo, su capa de terminación puede desgastarse con el tiempo, lo que requiere un proceso de renovación.

Renovación y mantenimiento

En el caso del cemento alisado, se puede realizar un desgaste de hasta 1 a 2 milímetros para eliminar la capa gastada y aplicar una nueva capa de terminación. Por otro lado, si deseas renovar una superficie de microcemento, simplemente necesitarás lijar ligeramente para mejorar la adherencia y aplicar una nueva capa de terminación.

Conclusiones finales

El microcemento es ideal para renovaciones, reformas y superficies verticales, mientras que el cemento alisado es más económico y funciona bien en grandes áreas exteriores. Antes de tomar una decisión, considera tus necesidades, presupuesto y preferencias estéticas.

Cuando se trata de elegir el revestimiento adecuado para pisos o muros en tu hogar, es importante tener en cuenta diferentes aspectos. Uno de ellos es el punto de vista económico, mientras que otro se relaciona con la aplicación en interiores o como revestimiento de muros verticales.

¿Cemento alisado o microcemento? La elección económica

Si tu presupuesto es limitado, es adecuado elegir el cemento alisado. Aunque el microcemento es un poco más caro, ofrece prestaciones que el cemento alisado no puede cumplir, especialmente si se trata de muebles y otros elementos del hogar.

¿Cemento alisado o microcemento? La elección estética

Si estás buscando un revestimiento que sea duradero y resistente, tanto para pisos como para muros, el microcemento es la opción más inteligente. Aunque puede ser un poco más costoso, no tendrás que preocuparte por su mantenimiento ni por el uso que le des.

Elegir el piso adecuado para toda la vida

Si estás buscando el piso ideal para tu hogar, que sea duradero y cumpla con tus expectativas a largo plazo, hay una amplia gama de opciones para elegir. No creo que ninguna de las dos opciones mencionadas anteriormente sea adecuada para un piso de por vida.

Sugiero explorar otras opciones para encontrar la solución perfecta para tu hogar.

Si este artículo te ha sido útil, compártelo con tus amigos utilizando las redes sociales. Si deseas formar parte de nuestra comunidad, te invitamos a unirte tocando el botón de suscripción.

¡Gracias por leernos!

👌👷 Piso de MICROCEMENTO Alisado | VERDADES de los Pisos de Cemento Pulido

Artículos relacionados

Deja un comentario