Guía práctica para limpiar y cuidar tu abrigo de paño en casa

Cómo limpiar los abrigos de paño en casa sin tener que llevarlos a la tintorería

Hoy te enseñaré cómo limpiar los abrigos de paño en casa sin tener que llevarlos a la tintorería más veces de lo realmente imprescindible. Es importante mantener nuestros abrigos en buen estado para poder lucirlos durante mucho tiempo.

como limpiar un abrigo de pano en casa

Preparando los materiales necesarios

Para empezar, necesitarás los siguientes materiales:

  • Amoniaco perfumado y sin detergente
  • Agua tibia o fría
  • Un recipiente amplio
  • Un vaso para medir
  • Guantes de goma
  • Cepillo especial para la ropa
  • Una bayeta que no suelte pelusas

Paso a paso para limpiar tu abrigo de paño

A continuación, te explicaré cómo limpiar tu abrigo de paño de manera efectiva:

  1. Extiende el abrigo en una superficie plana, como una mesa, para facilitar el trabajo.
  2. En el recipiente, vierte un litro y medio de agua y añade un vaso de amoniaco perfumado sin detergente. Recuerda utilizar guantes de goma para proteger tus manos.
  3. Humedece el cepillo en la mezcla de agua y amoniaco, retíralo y cepilla el abrigo en movimientos suaves y continuos. Comienza por los hombros y continúa hacia abajo.
  4. Dale la vuelta a las solapas del cuello y cepilla también por esa zona.
  5. Para los bolsillos, cepilla por ambos lados y presta especial atención a la apertura del bolsillo bajo la tapa.
  6. Si es necesario, humedece el cepillo en el agua para continuar limpiando.
  7. Una vez limpio por fuera, es hora de limpiar el abrigo por dentro. Utiliza la bayeta húmeda y ligeramente escurrida para limpiar la parte interior del abrigo, prestando especial atención a las axilas y la mitad superior de la espalda.
  8. A medida que limpias, aclara la bayeta y escúrrela para continuar.
  9. Una vez terminado, deja el abrigo secar completamente antes de guardarlo.

¡Y eso es todo! Ahora tienes todas las herramientas y los pasos necesarios para limpiar tu abrigo de paño en casa. Recuerda realizar esta limpieza de forma periódica para mantener tu abrigo en buen estado y libre de malos olores.

Colocar la prenda en una percha

Después de lavar la prenda, es importante colocarla en una percha para que pueda secarse correctamente. Esto ayudará a evitar arrugas y mantener la forma de la prenda.

Asegúrate de que esté seca por dentro

Antes de colgar la prenda, asegúrate de que esté completamente seca por dentro. Esto se puede comprobar tocando la tela y asegurándote de que no esté húmeda en ningún lugar.

Colgar la prenda del derecho

Para colgar la prenda en la percha, asegúrate de ponerla del derecho. Esto garantizará que se seque bien por fuera y evitará que se formen pliegues o arrugas.

Cepillar la prenda antes de colgar

Una vez que la prenda esté seca, es recomendable cepillarla para devolverle un aspecto impecable. Siempre cepilla la prenda de arriba hacia abajo para evitar dañar las fibras del tejido.

Peina las fibras del tejido

Este último cepillado se debe hacer en seco, sin aplicar ningún producto. Esto permitirá peinar las fibras del tejido y terminar de devolverle un aspecto impecable.

Opcional: planchar la prenda

Si lo deseas, puedes planchar la prenda después del último cepillado. Aunque no es necesario, esto ayudará a eliminar cualquier arruga persistente y dejará la prenda aún más impecable.

No te pierdas más consejos en mi blog

Si te gustaron estos consejos, visita mi blog en PataPeru.com, donde encontrarás muchos otros consejos útiles relacionados con el bricolaje, las reformas y el hogar. ¡No te lo pierdas!

Cómo Lavar Un Abrigo 100% De Lana En Casa

Artículos relacionados

Deja un comentario