Champú sólido para el cabello: receta casera y natural para cuidar tu melena

Hola, ¿qué tal? ¿Cómo estás? Soy de Pata, pero hoy voy a enseñarte mi receta para hacer un jabón de champú sólido en formato pastilla para lavarnos el cabello. Este champú sólido se prepara de forma parecida a cualquier otro jabón, pero lleva una serie de aceites especiales que protegen el cabello de las agresiones externas como el sol, el cloro o el agua del mar. Este champú sólido resulta ideal para cuidar y proteger el cabello estropeado, aporta volumen y mucha suavidad sin necesidad de utilizar acondicionadores ni mascarillas.

como hacer un champu solido para el cabello

Ingredientes necesarios

  • Aceite de coco
  • Aceite de almendras dulces
  • Aceite esencial o algún aromatizante adecuado para jabones de aceite
  • Sosa cáustica
  • Aceite de aguacate
  • Cera pura de abejas

Paso a paso

Paso 1: Preparación de la lejía cáustica

En un recipiente de plástico, añade 128 gramos de agua y luego añade 53 gramos de sosa cáustica. Remueve con una paleta de madera hasta que se disuelva bien. Recuerda hacer esto en un lugar bien ventilado y utilizar recipientes y utensilios resistentes al calor y que no sean metálicos. La mezcla de agua con sosa cáustica se denomina lejía cáustica. Ten mucho cuidado, ya que la reacción inicial se calienta mucho y desprende vapores tóxicos.

Paso 2: Enfriar la lejía cáustica

Espera a que la lejía cáustica se enfríe. Sabrás que está a la temperatura adecuada cuando tocando el recipiente con las manos por fuera no esté caliente, pero ya no queme.

Paso 3: Añadir los aceites

Añade 100 gramos de aceite de almendras dulces y remueve para que se integre. El aceite de coco se trabaja mejor si está líquido, si no, caliéntalo durante unos segundos en el microondas. Luego añade 80 gramos y sigue removiendo para integrarlo en la lejía cáustica. Pesa 15 gramos de cera pura de abejas y derrítela antes de añadirla a la preparación.

Paso 4: Mezclar bien

Mezcla bien todos los ingredientes para que se integren. La sosa cáustica va reaccionando con los aceites ya añadidos, así que remueve constantemente siempre en la misma dirección. Después, añade 200 gramos de aceite de aguacate y mezcla con unas varillas para facilitar la mezcla. Para conseguir el punto de traza, termina de remover con una paleta de madera. Puedes usar la batidora si prefieres tardar menos, pero si lo haces a mano, necesitarás la paleta de madera.

Paso 5: Moldear el jabón

Vierte la mezcla en el molde que hayas elegido para el jabón. Un pliego de papel de horno colocado en el fondo del molde hará que desmoldar sea mucho más fácil.

El increíble aceite de aguacate para proteger tu cabello

Un cabello radiante y protegido

El aceite de aguacate es conocido por su color verde intenso y por sus propiedades maravillosas para proteger el cabello del sol. Agrega un toque de suave aroma a aguacate, aunque a algunas personas no les gusta ese olor en el cabello. ¡No te preocupes! Puedes añadir un poco de esencia de raíz de angélica para contrarrestar ese olor.

El proceso de elaboración

Cuando se trabaja con esencias, es importante tener cuidado, ya que algunas pueden hacer que la mezcla del jabón se cuaje y endurezca rápidamente. Para evitar esto, puedes cambiar una paleta de madera por unos palillos, lo que te permitirá mezclar rápidamente antes de que el jabón se endurezca.

Vuelca la mezcla en el molde y alisa la superficie con la paleta. Asegúrate de eliminar cualquier burbuja de aire golpeando suavemente el molde sobre la mesa. Luego, deja que el jabón se cure durante 24 horas.

El resultado final

Pasadas las 24 horas, puedes desmontar el jabón. Si hace mucho calor, es recomendable taparlo bien y dejarlo al sol para que la reacción de saponificación sea más lenta. El resultado final es una pastilla de champú sólido gelificada, de textura translúcida y suave al tacto. Aunque también es común obtener una textura opaca y más dura, ambas opciones son perfectas para cuidar tu cabello.

Envoltura y secado

Una vez que hayas obtenido las pastillas de champú sólido, envuélvelas en papel de cocina y guárdalas en un lugar fresco y seco para que se sequen durante cuatro a seis semanas. Este tiempo de secado es necesario antes de poder utilizarlas para lavar tu cabello.

¡Recuerda! El aceite de aguacate es un aliado perfecto para proteger tu cabello del sol y mantenerlo radiante. Aprovecha todas sus propiedades y luce una melena saludable.

No te pierdas los consejos y tutoriales de mi blog en patavelo.com. ¡Suscríbete a mi canal para más contenido relacionado con bricolaje, reformas y hogar! Nos vemos en el próximo vídeo. ¡Adiós!

Cómo hacer un CHAMPÚ SÓLIDO MUY SUAVE muy FÁCIL pocos ingredientes. MATIZANTE.

Artículos relacionados

Deja un comentario