20 Consejos Eficientes para Ahorrar Agua en Casa

La buena noticia es que no voy a llenarte de datos negativos sobre la escasez de agua potable y el desperdicio que estamos haciendo de la misma. Seguramente no estás viviendo dentro de un frasco y vas a saber perfectamente bien cómo es este mundo. Lo que sí quiero contarte es todo lo que puedes hacer desde tu casa sin darte cuenta para ahorrar agua y hacer de este, si se quiere, un mundo menos malo.

como ahorar el agua en casa 20 consejos que funcionan

Ducharse en vez de bañarse

El primer consejo sería ducharse en vez de bañarse. En una ducha de 5 minutos se gasta alrededor de 50 litros de agua, mientras que una bañera llena ocupa poco más de 250 litros. ¡Podrías ahorrarte hasta 4000 litros de agua al mes solo con este cambio!

Playlist para cronometrar el tiempo

"

Y me vas a decir, ""Uy, tener que andar cronometrando"". Bueno, una vez leí algo que en principio dije y después me terminó pareciendo bastante creativo. La idea es armar una playlist o una lista musical que dure el tiempo que decidas bañarte, y así sabrás sin tanta presión por el reloj cuándo es el momento de cerrar la canilla.

"

Ahorro adicional al enjabonarse

Si quieres llevar el ahorro a un nivel plus, podrías cerrar el agua mientras te estás enjabonando. ¡Así te ahorrarías un extra de entre 18 a 20 litros por baño! Y ya que estamos, no te afeites ni te laves los dientes mientras te estás bañando. No sería lo lógico, ¿verdad?

Cerrar la canilla al lavarse los dientes

A propósito de lo que veníamos conversando, si te lavas los dientes, te afeitas o te enjabonas las manos, mantén cerrada la canilla. Lavarse los dientes con el agua abierta puede llevarte a consumir hasta 6 litros de agua, contra apenas medio litro si solo la usas, por ejemplo, para jugarte la boca o lavar el cepillo.

Reutilización del agua

Sabemos que cuando nos duchamos, sobre todo en invierno, tenemos que esperar un buen rato hasta que el agua salga caliente. Si se aprovecha, colocar un cubo o un balde por debajo puede reutilizarse esa agua para el riego. Por ejemplo, en invierno puede llegar a juntarse hasta 20 litros de agua.

Aprovecha el agua fresca

Supongamos que quieres tomarte un vaso de agua en verano. Una opción es dejar correr esa agua de la canilla hasta que salga fresca. Sin embargo, esto es un desperdicio de agua. Por eso, te animo a que busques alternativas para aprovechar ese agua fresca de otra forma.

Consejos para reducir el consumo de agua en casa

1. Ahorra agua al tomar bebidas

¿Sabías que al demorarte 10 a 15 segundos esperando que el agua salga fresca de la heladera, estás desperdiciando 2 litros de agua? Una alternativa es guardar agua en la heladera de antemano. Además, puedes instalar dispositivos llamados reductores de caudal en los picos de las canillas para ahorrar hasta un 50% del consumo de agua.

2. Optimiza el lavado de la cocina

A la hora de lavar la vajilla, deja en remojo las ollas y sartenes para facilitar su limpieza y reducir el uso de agua. Utiliza un bol de agua para lavar frutas y verduras, y después reutiliza esa agua para regar las plantas. En ocasiones, es más eficiente utilizar el lavavajillas en lugar del lavado manual, siempre que aproveches todos los huecos vacíos en la carga y no enjuagues los platos antes de colocarlos.

3. Tips para ahorrar agua en otros electrodomésticos

Para hacer cubitos de hielo, utiliza moldes de plástico flexibles para removerlos fácilmente sin desperdiciar agua. Cocina las verduras con poca agua o al vapor para conservar su sabor y valor nutritivo. Para descongelar alimentos, utiliza la heladera o déjalos a temperatura ambiente, evitando desperdiciar agua bajo el grifo.

Los electrodomésticos de bajo consumo, como lavadoras o lavarropas clase A, no solo ahorran energía, sino que también reducen el consumo de agua. Con una lavadora clase A, se puede ahorrar hasta un 40% de agua, lo que representa un ahorro medio de hasta 12,000 litros al año.

4. Optimiza el uso del agua en el baño

Al usar la cisterna del inodoro, se gastan entre 8 a 10 litros de agua. Para reducir este consumo, es recomendable tener un botón de descarga doble, que permite elegir la cantidad de agua según la necesidad. Además, arreglar cualquier fuga de agua en el baño contribuirá a un uso más eficiente.

Recuerda: Pequeños cambios en tus hábitos pueden tener un gran impacto en el ahorro de agua. ¡Cuida el planeta!

Bricolaje, reformas y hogar: ¡Hazlo tú mismo!

En esta era de tecnología y distracciones constantes, cada vez es más común encontrar a personas interesadas en realizar tareas de bricolaje y reformas en sus propios hogares. El DIY (hazlo tú mismo) se ha convertido en una tendencia en crecimiento, y en este artículo te brindaremos algunos consejos para poner manos a la obra y ahorrar dinero en el proceso.

Ahorra agua en tu baño

Para empezar, uno de los aspectos en los que podemos ahorrar es el consumo de agua en el baño. Existen inodoros que permiten controlar la cantidad de agua utilizada en cada descarga, lo que puede suponer un considerable ahorro a largo plazo. También es posible implementar alternativas caseras, como colocar botellas de agua dentro de la cisterna para disminuir la cantidad de agua necesaria en cada descarga.

Además, es importante estar atentos a posibles fugas en el depósito del inodoro. Un truco sencillo para detectarlas es agregar colorante al agua del tanque. Si el color aparece en la taza, significa que hay una fuga. Afortunadamente, la reparación suele ser sencilla y económica.

Otro dato muy interesante: una canilla goteando puede desperdiciar entre 30 y 40 litros de agua al día. ¡No subestimes el poder de una pequeña fuga! Para evitar este desperdicio, es importante reparar cualquier fuga tan pronto como sea posible.

Ahorra agua en el jardín

Ahora, pongamos nuestra atención en el exterior de nuestra casa. A menudo, no somos conscientes del consumo de agua que ocurre al regar el jardín. Según estadísticas, en Estados Unidos se utiliza el 30% del agua potable residencial en el mantenimiento de áreas verdes exteriores.

Una forma de ahorrar agua en el riego del jardín es regar en las horas de la noche, evitando las horas de mayor evaporación. Además, es recomendable evitar regar en días ventosos, ya que el viento puede dispersar el agua antes de que llegue a las raíces de las plantas.

También es válido considerar el uso de herramientas que permitan controlar el flujo de agua, como boquillas de cierre automático en las mangueras. Además, podemos reutilizar el agua empleada para cocinar, como el agua hervida de huevos o pasta sin sal, así como el agua recogida del aire acondicionado.

Un dato curioso: el agua de lluvia que sale por los desagües puede ser aprovechada para regar las plantas. Se pueden utilizar tanques para almacenar esta agua, siempre manteniéndolos cubiertos para evitar la proliferación de mosquitos y otros insectos.

Cuida el césped

Por último, es importante tener en cuenta algunos aspectos al momento de cortar el césped. No es recomendable cortarlo al ras, ya que las hojas del césped ayudan a dar sombra al suelo y protegerlo de la evaporación temprana.

Con un poco de cuidado y atención, podemos contribuir al cuidado del medio ambiente y disfrutar de un ahorro significativo en nuestra factura de agua.

En la actualidad, resulta indispensable adoptar prácticas sostenibles en nuestro hogar. No solo estaremos contribuyendo al cuidado del medio ambiente, sino que también podremos ahorrar dinero en el proceso. A continuación, te presentamos algunos consejos fáciles de implementar para lograr un estilo de vida más eco-friendly.

Ahorrando agua en el hogar

Uno de los recursos más valiosos es el agua, y debemos utilizarla de manera consciente. Por ejemplo, cuando laves tu auto, es preferible que utilices un lavadero en lugar de hacerlo en casa con la manguera. De esta forma, podrás reducir el consumo de agua en hasta un 70%. Además, no es necesario vaciar y llenar la piscina todos los años. Con un buen barrido de fondo y reponiendo el agua que se consume, podrás mantenerla durante años.

El consumo excesivo de agua

En muchos países, se consume una cantidad excesiva de agua. Por ejemplo, la Organización Mundial de la Salud sugiere que con 50 litros diarios por persona sería suficiente, mientras que se consumen más de 500 litros diarios en algunos lugares. Es importante tomar conciencia de esta situación y hacer cambios en nuestros hábitos cotidianos para reducir el derroche de agua.

Pequeños cambios, gran impacto

La mayoría de los consejos que se sugieren para un estilo de vida más sostenible requieren de simples cambios de hábito. No suponen un gran esfuerzo pero sí pueden marcar la diferencia. Además, estos cambios también nos permitirán ahorrar dinero en el largo plazo.

7 Consejos para AHORRAR AGUA en el Hogar 💧 ¿Cómo AHORRAR AGUA en Casa?

Artículos relacionados

Deja un comentario