Seleccionar página
Techos de escayola: qué son y qué formas existen

Techos de escayola: qué son y qué formas existen

Los techos de escayola son una de las alternativas más demandadas para oficinas y negocios, porque permiten ocultar cualquier instalación de forma discreta y acceder a ella fácilmente si es necesario.

¿Qué son los techos de escayola?

Los techos de escayola son falsos techos elaborados con placas de este material; estas alternativas se caracterizan por aislar la superficie de la humedad, el calor y el ruido. Por eso, son muy habituales en hoteles, locales comerciales y centros de salud.

¿Qué son los techos de escayola?

Los techos de escayola son falsos techos elaborados con placas de este material; estas alternativas se caracterizan por aislar la superficie de la humedad, el calor y el ruido. Por eso, son muy habituales en hoteles, locales comerciales y centros de salud.

Debido a sus propiedades, este tipo de falso techo es uno de los más demandados en España; además, ofrece una apariencia totalmente lisa que es ideal para ocultar todo tipo de imperfecciones. A continuación, te mostramos las principales características de los falsos techos continuos de escayola:

 

  • Resistencia al fuego clase A-1.
  • Fácil repintado, lo que hace que sea ideal a nivel estético.
  • Totalmente ecológico.
  • Gran absorción del agua, lo que hace que sea resistente a la humedad.
  • Reflexión de la luz.
  • Gran conductividad térmica.
  • Limpio y esterilizado.

El único inconveniente de los techos de escayola es que pueden perder su capa de protección por el paso del tiempo o por la utilización de productos de limpieza no adecuados.

¿Por qué escoger un falso techo de escayola?

Los falsos techos de escayola son los sistemas compuestos por placas de escayola y fibras, unidas entre sí con la mezcla de escayola, esparto y agua; además, ofrecen la mejor relación calidad/precio. A continuación, te mostramos sus principales ventajas:

  • Mayor aislamiento: aporta un espacio que permite generar un mayor aislamiento en la estancia, térmico y acústico. Para que te hagas una idea, la escayola posee un coeficiente de conductividad térmica impresionante, de forma que se sitúa entre los mejores materiales aislantes y dispone de una buena resistencia al fuego.
  • Fácil de instalar: puedes instalar tu sistema eléctrico o de fontanería, entre otros, por este espacio y evitar regatas y trabajos innecesarios; además, son ideales para colocar tu sistema de iluminación sin buscar un punto sin viga de estructura.
  • Económico: es cierto que la mano de obra y la instalación suponen una mayor inversión de tiempo; aun así, los materiales que se necesitan tienen un bajo coste.

Funcionalidad de los techos de escayola

El falso techo de escayola tiene varias funciones. La principal es que se encarga de ocultar el cableado eléctrico o los conductos de calefacción, por ejemplo; de esta forma, puedes realizar estas instalaciones de forma sencilla y disfrutar de un acabado elegante y discreto.

También es importante destacar que poseen propiedades de aislante térmico y acústico, de forma que otorgan un gran rendimiento y, además, son resistentes al fuego; por ello, los techos de escayola son ideales para zonas que tienen una alta exposición al fuego, como las cocinas.

Desde el punto de vista de la decoración, los falsos techos de escayola son ideales porque ofrecen una amplia gama de acabados que te permiten crear alternativas adaptadas a todos los estilos y necesidades.

Formas disponibles

En función de tus necesidades y del diseño que desees, los techos de escayola pueden distinguirse en dos tipos:

  • Placa contramolde: cuenta con una estructura nervada con una altura de los nervios superior, lo que permite igualar la altura de la costilla de la placa. Esta estructura se raspa para realizar el anclaje de la estopa, pudiendo cortarla en pequeñas tiras sin peligro.
  • Placa maciza: se puede cortar en tiras más pequeñas, de forma que la estopa puede quedar fija sin ningún riesgo. Además, apostando por esta alternativa puedes escoger entre techos directos o suspendidos.

En definitiva, los techos de escayola son la opción ideal para disfrutar de una superficie lisa y en perfecto estado, tanto para tu vivienda como para tu oficina o local comercial.

Solicita sin compromiso alguno un presupuesto a Reformas Madrid Refobel

Calefacción eléctrica o de gas

Calefacción eléctrica o de gas

Calefacción por gas vs calefacción eléctrica

 La climatización (ya sea para calentar o enfriar una vivienda) representa el sistema que más energía consume en una vivienda. La calefacción puede llegar a gastar el 40% de la energía consumida a nivel doméstico.

Debido a esto, se sigue buscando qué tipo de calefacción es más económica y eficiente. Pero no sólo en relación a los aparatos, sino también a la fuente de energía usadas: el gas o la electricidad.

Calefacción eléctrica o de gas

Actualmente, casi el 40% de los españoles se decantan por la calefacción de gas natural, mientras que menos del 20% elige la electricidad como fuente de energía.

Estos sistemas poseen una serie de ventajas y desventajas:

Sistema Ventajas Desventajas
Gas natural ●     Alta eficiencia

●     Energía limpia y segura

●     Precio económico

 

●     Instalación cara

●     Mantenimiento difícil

●     No hay suministro en todo el territorio

 

Electricidad ●     Instalación económica

●     Sin mantenimiento

●     Energía limpia y segura

 

●     Electricidad más cara

●     Posible subida potencia

 

¿Qué calefacción es más económica?

Ya sea por eficiencia energética o precio del kilovatio hora, la calefacción por gas natural resulta más económica. La mejor energía para la calefacción es el gas natural, tanto por su eficiencia energética como por su precio.

Además, se trata de una fuente de energía cuyo suministro es continuo. Esto las diferencia de otros derivados del petróleo como el propano o el butano, que requieren de bombonas. Cierto es que, en la actualidad, el propano canalizado sí permite un sistema continuo.

Su principal desventaja es que, como hemos comentado, no existe suministro de gas natural en todos los puntos de España. Sin embargo, las diferentes distribuidoras españolas de gas natural están haciendo grandes esfuerzos para que este tipo de energía llegue a todo el territorio.

 

Calefacción eléctrica

Lo bueno de este sistema es que no requiere de una gran instalación y que existen diversos tipos que se adaptan a las necesidades de cada uno:

Tipos de calefacción eléctrica:

  • Radiador de aceite: de los más antiguos, en él se desprende calor debido al calentamiento de aceite.
  • Bombas de calor: si bien calientan una estancia, el calor no se reparte por toda la casa.
  • Acumuladores de calor: almacenan calor para luego liberarlo cuando la persona lo conecte.
  • Suelos radiantes: es de los más modernos, y da calor de forma homogénea a toda la vivienda. Funcionan mediante una red de tuberías que transportan agua caliente.

Si bien es cierto que la electricidad es más cara que el gas natural (hasta tres veces), en ocasiones es la única alternativa. Sin embargo, el uso de acumuladores de calor puede suponer un ahorro importante en electricidad.

 

Acumulador de calor

Este tipo de sistemas, bien utilizados, puede reducir bastante la factura de electricidad. Su funcionamiento es el siguiente: acumulan calor y luego lo descargan.

En este sentido, los acumuladores de calor aumentan su eficiencia junto con las tarifas de discriminación horaria. Este tipo de tarifas posee una división horaria en el precio, siendo mucho más económico el kilovatio hora por la noche, en el horario valle.

Si cargamos el acumulador por la noche en el horario barato, nos costará menos y, después, podemos descargar el calor durante las horas más caras (horario punta).

 

cambio de instalación eléctrica a gas natural

cambio de instalación eléctrica a gas natural

En muchas viviendas españolas no existe instalación de gas natural. Una de las razones de esto es que no todo el territorio español existe suministro de gas natural. Sin embargo, las diferentes distribuidoras españolas están haciendo grandes esfuerzos porque todo el territorio pueda disponer de las ventajas del gas natural.

Pero, actualmente, no sólo la gente que puede, por primera vez, disponer de gas natural lleva a cabo una instalación de este tipo, sino que mucha gente está cambiando su instalación eléctrica por una de gas natural debido al alto precio de la electricidad y el bajo precio del gas natural.

Instalación de gas natural en tu vivienda

Una instalación de gas natural se puede utilizar para agua caliente, calefacción y cocina, y suponer un gran ahorro frente usar como fuente de energía la electricidad, puesto que puede llegar a ser un tercio más económico el precio del gas natural en factura.

Trámites para instalar gas natural

Lo primero que hay que hacer es ver si a nuestra vivienda llega el gas natural, puesto que, como hemos comentado, no llega a todas partes. Esto lo podemos hacer mediante una llamada a la distribuidora de gas de la zona.

Una vez hecho esto, esa misma compañía nos dará un presupuesto de instalación de gas natural y una memoria técnica. Dentro de esto se encuentra la acometida de gas, que consiste en la conexión entre la instalación del inmueble y la red de distribución de la compañía distribuidora; la cual debe ir bajo suelo público (el cual debe quedar igual tras la obra), lo cual aumenta el coste. También se necesita un permiso oficial para que se corte el suministro general durante la obra. Generalmente este tipo de acometidas las costean las distribuidoras de gas natural.

Una vez que la acometida se está realizando, podemos iniciar también las obras dentro de la vivienda. Una vez finalizada ambas, el instalador de nuestra vivienda nos  Certificado de Instalación y la distribuidora emitirá el código CUPS (Código Unificado de Punto de Suministro), los cuales serán indispensables para poder dar de alta el gas natural.

Tipo de instalación de gas natural

Ambas requieren de una acometida, pero existen dos tipos diferentes de instalaciones, que dependen de qué inmueble vaya a requerir de suministro.

Instalación Receptora Común

Es la que se debe realizar en comunidades de vecinos y edificios. Se conecta una toma general a la acometida y luego se derivan tomas a cada piso.

Si el edificio posee calefacción o agua caliente centralizada, al hacer la Instalación Receptora Común es necesario llevar la canalización hasta el cuarto de la caldera general.

Instalación Receptora Individual

 Es la que se realizar  en un piso o vivienda unifamiliar. Antes de este tipo se debe tener instalada la anterior, si es un bloque de pisos. En dicho caso, sólo hay que hacer una canalización interna y conectarla a la central.

En este tipo de instalación se coloca un contador individual fuera de la vivienda y, una vez que se compruebe que está todo correcto, sólo hay que finalizar la conexión IRC-contador.

Si es un unifamiliar, se conecta directamente a la red.

Si deseas realizar este cambio, en Reformas Madrid Refobel, te realizamos un presupuesto gratuito sin compromiso.

 

 

 

instalar sistema domotico

instalar sistema domotico

Por qué instalar un sistema domótico en mi hogar?

 Se puede definir la domótica como el conjunto de sistemas que permiten automatizar diferentes aspectos de una vivienda para facilitar la vida al usuario.

Estos sistemas se han desarrollado tanto que permiten controlar prácticamente todos los aspectos de tu vida diaria a través de algo tan simple como una conexión a Internet. Sin embargo, este tipo de sistemas tiene tanto ventajas como inconvenientes, veámoslos.

 

Ventajas de la domótica en tu vivienda

 

Ahorro de energía

Este es el principal motivo de que la gente instale este tipo de sistemas en su casa. Todos nos hemos dejado las luces encendidas alguna vez, no sabemos controlar bien la calefacción ni la iluminación, y eso hace que malgastemos energía, con la consiguiente pérdida de dinero.

Pero no sólo conseguiremos hacer un uso más inteligente y eficaz de la energía, también tendremos toda la información del gasto de nuestra vivienda, sabiendo cuánto y cuándo se gasta y con consejos sobre cómo adaptar o reducir el gasto.

 

Seguridad en el hogar

 Seguramente sea el segundo uso más extendido debido a que existen varios sistemas inteligentes de control de problemas.

Tenemos sensores de movimiento, de incendios, de robo, alarmas, cámaras de vigilancia… Y todo al alcance de la mano a través de un smartphone, tablet u ordenador.

 

Comodidad

Poder controlar toda nuestra casa de forma remota nos da una comodidad hasta ahora desconocida.

La mayoría de gente poseemos un smartphone y sabemos controlar todo a través de él, puesto que es más cómodo.

 

Comunicación

Pero la comunicación usuario-vivienda no va a ser sólo a través de un smartphone, también tenemos canales de comunicación como comandos de voz, altavoces, emails o mensajes.

 

Teleasistencia

Estos sistemas “estudian” a la persona, crean patrones de comportamiento que permiten adaptar toda la vivienda a los gustos y necesidades de cada uno.

En este sentido, si hablamos de personas con necesidades, podremos saber cuándo toma su medicación o cuándo necesita ayuda, teniendo un sistema de teleasistencia 24h en casa.

Inconvenientes de la domótica

 

Alta inversión inicial

 Su mayor inconveniente. Pese a que el aumento de la demanda ha rebajado los precios, lo cierto es que los sistemas inteligentes suelen ser más caros que los normales.

Además, la mayoría de estos sistemas requieren de reformas, mano de obra o cableado que hace que el precio suba.

Si que es cierto que, en vistas a terminar con este problema, se han desarrollado sistemas totalmente inalámbricos que no requieren de obra para su instalación.

 

Averías y problemas técnicos

 Todo aparato se puede averiar. Imagina que se estropea el sistema con el que controlas toda tu casa…

Si estos fallos dejan inservibles alguna parte imprescindible de la vivienda los problemas asociados pueden ser mucho mayores que una simple avería.

Para terminar con esto se desarrollan sistemas paralelos que permitan usar el aparato de la forma convencional en caso de avería del sistema domótico.

 

Velocidad de transmisión de datos

Está claro que la velocidad de conexión es un problema para muchas viviendas. Debido a la gran cantidad de cosas que conectamos a la misma conexión del hogar, la velocidad se puede reducir. Imagínate si requerimos de conexión para todo ello y, además, un sistema domótico.

Si estás interesado en instalar un sistema domótico en tu hogar, en Reformas Madrid Refobel, estamos dispuestos a asesorarte